Una vida con proposito – Dia cuatro

Estándar

Estoy quedado un día. Del día tres todavía tengo mucho que decir pero voy a dejarlo por ahí.

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo, y ha puesto eternidad en el corazón del hombre, sin que este alcance a comprender la obra hecha por Dios desde el principio hasta el fin” Eclesiastes 3:11. Empiezo con esta cita. ¿Es innato en el ser humano anhelar la inmortalidad? ¿en que sentido? Como dice la canción de Queen, ¿quien no quiere vivir para siempre? Si estamos sanos, jovenes y felices sin duda quisieramos estar en ese estado para siempre, pero enfermos viejos y con problemas, bueno, ahi lo pensamos dos veces.

La inmortalidad que ofrece Dios es en dos sentidos, a mi modo de ver. 1. Espiritual, que no es este cuerpo, carne y huesos sino esa parte que algunos se resisten en creer que está ahi. y  2. este instante. Eres inmortal por que solo vives este instante. Instante que Dios te ha regalado.

Algo que menciona Warren para considerar es que al saber y entender que vas a vivir por siempre en comunión con Dios es que tus valores y la forma de ver la vida cambian; como ves la vida y la muerte se transforma completamente. Ese anhelo de vivir por siempre tiene su razon de ser: Dios nos creo a imagen y semejanza, así como El es, fue y será, desea que nosotros seamos como El, inmortales.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.